Press "Enter" to skip to content

Un juez investiga delitos de lesiones, contra la integridad moral y detención ilegal en la residencia para autistas de Alicante – BCFocus

Una sala de un centro de atención a niños con trastornos autistas de la ciudad de Valencia.
Una habitación en un centro de atención a niños con trastornos autistas de la ciudad de Valencia. Mónica Torres

El titular del Juzgado de Instrucción 4 de Alicante, en calidad de guardia, ha acordado liberar provisionalmente a uno de los trabajadores detenidos por los presuntos malos tratos en un chalet protegido en la localidad de El Campello, a unos 14 kilómetros de Alicante, que alberga a jóvenes. y adultos con espectro autista (TEA) y presentan comorbilidad psiquiátrica y problemas de conducta. Este ha sido el único empleado del centro que ha acudido a los tribunales en la causa abierta por delitos de lesiones, contra la integridad moral y detención ilegal. Es el coordinador de la residencia a quien el juez ha impuesto, como medida cautelar, la prohibición de acercarse a la residencia concertada, donde ejercía de coordinador, y a sus usuarios.

Aunque solo uno de los tres detenidos ha comparecido ante el juez, quien ha tomado declaración, la investigación finalizó, en principio, con tres personas detenidas: el director del centro, un hombre de 64 años; el coordinador; un hombre de 46 años; y un trabajador, un varón de 47 años ”, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado. También se ha investigado a otros tres empleados: “la secretaria, una mujer de 62 años; otra mujer de 36 años; y otro hombre de 43 ″, según nota de la Guardia Civil.

Los hechos se desarrollaron en una villa, que cuenta con plazas concertadas con el Ministerio de Igualdad y Políticas Inclusivas. Según explicó este jueves Mónica Oltra, jefa del departamento, detectó presuntos malos tratos y los puso en conocimiento de la Fiscalía, luego de una inspección de oficio realizada en el centro. Elaboró ​​un informe que entregó al Ministerio Público, que ya estaba investigando irregularidades para otra denuncia. El también vicepresidente valenciano, de Compromís, destacó el aumento de la plantilla de inspectores, de siete a 34, que actúan de oficio tanto en centros públicos como privados. “La inspección alertó gracias al refuerzo en el aumento de personal, porque sin inspección no podemos saber si están haciendo las cosas como deben”, argumentó. Además, Oltra informó que a los familiares de los vecinos se les ofreció su traslado a otros centros, pero que han optado por permanecer en los lugares asignados.

En su nota de prensa de este viernes, la Guardia Civil explica que la denominada Operación Porchá, coordinada con la citada inspección de Servicios Sociales de la Generalitat, se inició tras una denuncia de los empleados del centro, “la única en todo el territorio valenciano”. Comunidad que trata el trastorno del espectro autista (TEA) ”, indica el comunicado. “Los pacientes deben ser tratados con especial sensibilidad debido a la condición específica que presentan. El TEA es un trastorno neurológico crónico que afecta la interacción social, la comunicación y el comportamiento de quienes lo padecen. En la actualidad se desconoce la cura, por lo que la terapia que reciben los pacientes es muy importante ”, continúa.

“Durante el desarrollo de la operación, los agentes centraron sus consultas en el coordinador, sobre quien recaían la mayoría de las denuncias. En las inspecciones realizadas en las instalaciones, un chalet independiente, encontraron un anexo, junto a la piscina, que no cumplía con las condiciones mínimas de habitabilidad, el cual fue utilizado como estancia para la atención de los usuarios ”, dice la nota de la Guardia Civil.

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News