Press "Enter" to skip to content

Miles de personas protestan en Viena contra el confinamiento y la vacunación obligatoria – BCFocus

Miles de personas han salido a las calles este sábado en Viena (Austria) y Rotterdam (Holanda) para protestar contra las medidas ante la ola de covid que atraviesa Europa. En la capital austriaca se han manifestado por el encierro decretado por el Gobierno a partir del lunes antes del impacto de la cuarta ola y el anuncio de que se está preparando una ley que hará obligatoria la vacunación contra el covid -el 19 de febrero próximo-. En la ciudad holandesa, la protesta se ha convertido en un estallido de violencia inusual. Al menos siete personas han resultado heridas -entre policías, manifestantes y un periodista que cubría los hechos y fue agredido por este último- y se han producido cincuenta detenciones.

Varias manifestaciones recorren tramos del centro histórico de la capital austriaca para luego concentrarse en diferentes puntos, una forma de marcar presencia y al mismo tiempo bloquear el corazón de la ciudad. Un gran despliegue policial monitorea las protestas para reaccionar ante posibles incidentes y el sistema de megafonía advierte constantemente que es obligatorio usar la máscara FPP2, que muchos asistentes no usan hasta que son advertidos. Después de un comienzo tranquilo alentado por la música popular, los medios austriacos informaron de algunos incidentes y primeras detenciones. Algunos manifestantes han arrojado latas de cerveza y botellas de plástico a la policía, según el diario. El estandar .

Anton Egger, óptico desde hace 37 años, y su novia, Monika Kaltschmid, de 29 y que se dedica a proyectos de iluminación, se acercan a uno de los puntos de la protesta sin máscara y advierten que no están vacunados. “Me he negado a seguir las reglas del gobierno, no nos tratan como adultos y la presión me ha obligado a dejar mi trabajo”, dice Egger. También se niega a tener que presentar pruebas negativas para trabajar en contacto con el público. “Esto huele a nazismo”, dice el hombre.

La convocatoria principal la paga el partido de extrema derecha FPÖ, que marca el paso de la protesta y ha alentado el movimiento de los escépticos con la vacuna y el covid. Su líder, Herbert Kickl, quien se encuentra en cuarentena tras dar positivo, dijo el viernes, tras anunciar un nuevo confinamiento y vacunación obligatoria, que Austria se está convirtiendo “en una dictadura”. Esto fue replicado esta mañana por varios oradores que se dirigieron a los manifestantes gritando “somos el pueblo”, “dictadura”, “resistencia”.

Parte de los asistentes llevan brazaletes de ultra partido o son miembros de la formación, como Günther Mück, de 54 años, que no se opone a un nuevo encierro para frenar las infecciones, sino a la vacunación obligatoria. “Va en contra de la razón, solo lo hacen para vender vacunas, no con base científica”, dice en la Plaza de los Derechos Humanos, uno de los puntos de la protesta.

Las pancartas muestran que la decisión anunciada el viernes por el canciller demócrata cristiano, Alexander Schallenberg, que gobierna en coalición con los Verdes, también mueve la protesta. “Obligación de pensar en lugar de obligación de vacunar”; “Por la libertad, yo decido mi cuerpo”, son algunas de las consignas de las pancartas. Silbato fuerte cada vez que el megafonía policial advierte que se debe usar una máscara —los organizadores se la ofrecen— y que se registra el acto por si en algún momento hay incidentes. El Ministerio del Interior asume que asistirán a las manifestaciones de extrema derecha, por lo que ha preparado un dispositivo de unos 13. 00 0 agentes, según los medios austriacos.

“No soy de ningún partido, pero estoy aquí por mi libertad y la de nuestros hijos”, destaca Bettina K., de 54 años, mientras espera uno de los discursos y agrega que no confía en la vacuna porque ”es un experimento “. Otros han venido solo para mostrar su rechazo a la vacunación obligatoria, como Barbara K., que tiene 29 años. “Estoy vacunado, pero esto no se puede decidir por nosotros. Tenemos que votarlo ”, exige.

Austria inició un encierro para personas no vacunadas el pasado lunes para intentar frenar una ola que ha desencadenado contagios por encima de los 15. 00 0 diarios y decenas de muertes. Ante el imparable incremento, el cierre se extenderá el lunes por 20 días a toda la población. La tasa de vacunación, cercana al 66%, es una de las más bajas de Europa Occidental.

Violencia en Rotterdam

Ahmed Aboutaleb, alcalde socialdemócrata de la ciudad portuaria, describió los hechos como una “orgía de violencia” y dijo que las fuerzas del orden han sido atacadas en varias ocasiones y se han visto obligadas a defenderse. “Han realizado varios disparos de advertencia que estamos investigando”. No descarta que haya más detenciones a lo largo de este sábado, informa Isabel Ferrer .

Mientras se investiga la naturaleza del tiroteo, circula un video en las redes sociales donde presuntamente se dispara a un hombre, y el Departamento Nacional de Investigación Criminal está analizando lo sucedido. La manifestación condujo a un motín en toda regla poco después de que varios cientos de personas comenzaran a arrojar objetos y fuegos artificiales de gran calibre y petardos a los oficiales. Se incendiaron coches de policía y se destrozaron bicicletas, paradas de autobús y señales de tráfico. También hubo saqueos de tiendas. En un momento se cerró el acceso a la estación central de trenes y, según la policía, hubo una combinación de factores. Cuando llegaron los refuerzos de las fuerzas antidisturbios, la policía regular fue rodeada por manifestantes. “En varios puntos, los agentes se vieron obligados a disparar. Entonces, hubo personas que se lanzaron contra ellos y ese grupo ya no eran manifestantes sino algo más ”, declaró el alcalde Aboutaleb.

Por otro lado, las autoridades de Guadalupe, una de las dos islas principales de las Antillas Francesas, anunciaron este viernes el establecimiento de un toque de queda nocturno, tras las violentas protestas contra el pase de salud.

El prefecto de la isla, Alexandre Rochatte, anunció un toque de queda inmediatamente hasta el 23 de noviembre (de 18.00 a 5. 00, hora local) “ante disturbios sociales en el departamento y actos vandálicos”, según su despacho.

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News