Connect with us

Presione Soltar

La Corte Suprema anula la absolución de un acusado de violación por falta de motivación legal y una “perspectiva de género” – BCFocus

Published

on

Concentración feminista en protesta por la sentencia de 'La Manada' en abril de 2018.
Manifestación feminista de protesta por la sentencia de ‘La Manada’ en abril de 2018. PACO PUENTES

El Tribunal Supremo ha anulado una sentencia del Tribunal Superior de Castilla y León (TSJCyL) que absolvió a un imputado de violación por una presunta agresión sexual cometida en León en 2017. El Tribunal Superior ha examinado el recurso de casación de la Fiscalía y la acusación particular. y ha apreciado que la sentencia exonerante de los imputados tuvo “falta de motivación”. La Corte Suprema ha considerado que el TSJCyL violó el derecho de la denunciante a la protección judicial, lo que implica que el procedimiento no siguió un fundamento correcto, además de que no analizó su testimonio y los hechos con una “perspectiva de género”.

Así, ha instado a la celebración de un nuevo juicio en el TSJCyL con otros magistrados en lugar de los de 2019 revocando la pena de prisión de seis años impuesta por la Audiencia Provincial de León y apelada por la defensa del presunto agresor. Esos jueces levantaron esa sentencia porque, según ellos, la víctima carecía de suficiente “credibilidad” y se había violado la “presunción de inocencia” del sospechoso.

La resolución de la Corte Suprema asegura que a las supuestas contradicciones de la víctima se les dio mayor credibilidad “ilógicamente”, recogidas en un informe de la trabajadora social y, sin embargo, a criterio de la psicóloga de la Oficina de Atención a Víctimas de los Juzgados de León. El Tribunal Superior ha señalado que existen “prejuicios” por parte de los magistrados de Castilla y León en cuanto a su “extrañeza” por el “comportamiento del querellante” desde que conoció al imputado en un bar de León. Esta sentencia, explica la jueza Lucía Avilés, experta en justicia y género, es “muy importante y pedagógica” porque “abronca” al juzgado castellano-leonés por haberse excedido en sus valoraciones e inculcar sus “creencias” sobre lo sucedido.

La joven tenía 20 años cuando una noche de febrero de 2017 conoció a un hombre, entonces de 28, y luego de conversar, besar y bailar con él, aceptó la propuesta del hombre de salir a la calle. Ofreció a su compañera que fuera a su casa, pero ella se negó. La acusada inicialmente aceptó su negativa y le sugirió que saliera a caminar y luego la acompañara a su casa; Sin embargo, la llevó a su propia casa privada donde la obligó a subir al ascensor después de varios toques.

La mujer se negó en todo momento a tener relaciones y trató de alejarse hasta que, al intentar huir, se cayó al suelo y el hombre aprovechó para abrazarla con fuerza y ​​cometer la agresión sexual. Avilés critica que sus homólogos se hayan guiado por su “experiencia”, tal y como señala la Corte Suprema en su resolución, y hayan analizado la conducta de la víctima “antes, durante y después” del crimen, lo que implica que se han movido por algunos “Mitos de la violación” que generan prejuicios hacia la historia de las mujeres.

La Audiencia Provincial consideró “firme y segura” la versión de la víctima, a pesar de su nerviosismo, justificada —según sentencia— porque “nunca antes había vivido una situación tan triste, grave y dolorosa por su libertad sexual”. También valoró el informe de la psicóloga de la Oficina de Atención a Víctimas de los Tribunales, quien constató el estrés postraumático, así como los testimonios de los testigos y amigos de la víctima.

Sin embargo, el TSJCyL no dio credibilidad a ninguna de estas declaraciones y tampoco a las de la propia víctima, basándose en la intención de la joven de no parecer una “mujer o niña fácil” frente a sus amigos. Tampoco dio verdad al informe, alegando que el trastorno postraumático “puede tener otro origen”. Por otro lado, sí valoró las diferencias entre las declaraciones realizadas en el tribunal y las realizadas ante la trabajadora social.

Argumento “especulativo e irracional”

El Tribunal Supremo ha concluido que “ninguna” de las contradicciones consideradas por el Tribunal Superior han sido apreciadas por la propia Audiencia Provincial, ni especificadas por el TSJCyL. Además, califica su argumento de “especulativo e irracional” y asegura que descartó todos los testimonios sin analizarlos. Lucía Avilés celebra que la Sala II del Tribunal Supremo, que ha estudiado este caso, esté aplicando esta perspectiva de género en múltiples materias relacionadas con la violencia contra las mujeres.

El juez exige que los tribunales consideren los “hechos traumáticos” que afectan a las víctimas para evitar “asimetrías” en su tratamiento. La especialista solicita que, de la misma manera que la Audiencia Provincial de León sí interpretó la versión de la joven y la prueba en función de esta perspectiva de género, órganos superiores como el TSJCyL también deben contar con esta formación para que los potenciales recursos del imputado, como no sucedió en esta situación, también son tratados desde esta perspectiva de género.

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News

Continue Reading

© 2021