Connect with us

Presione Soltar

El ozono cae drásticamente por la disminución del tráfico durante la pandemia – BCFocus

Published

on

Panorámica de Barcelona en un día con elevados niveles de contaminación.
Panorámica de Barcelona en un día con altos niveles de contaminación. EFE

El ozono troposférico, un contaminante particularmente complejo y el más extendido en España, ha caído en picada desde que comenzó la pandemia. Un total de 1,4 millones de españoles han respirado aire con niveles peligrosos de este gas – teniendo en cuenta los límites permitidos por la Unión Europea – desde principios de año, una cifra muy alejada de los 9,6 millones antes de la pandemia e incluso tres millones menos que el año pasado, cuando se decretó el encierro. Si se toman los estándares mucho más estrictos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el escenario se vuelve negro: las personas expuestas a ese aire insalubre disparan hasta 34,6 millones, un 73% de la población, lo que también representa una caída de entre dos y siete millones de personas en comparación con años antes del virus. El ozono troposférico es un poderoso oxidante que causa afecciones pulmonares, agrava el asma, aumenta la mortalidad en pacientes crónicos y causa dolor de cabeza y fatiga, entre otros efectos adversos para la salud.

El descenso “ha influido en que ha seguido habiendo restricciones de tráfico y ha habido menos actividad industrial, además de que el verano ha sido menos caluroso que otros años”, explica Miguel Ángel Ceballos, de Ecologistas en Acción. El ozono aparece en primavera y verano porque para formarse necesita radiación solar, junto con otros contaminantes que se denominan precursores y que son emitidos por los automóviles (el dióxido de nitrógeno es el principal), grandes termoeléctricas, actividades industriales o ganadería intensiva. Con estos antecedentes, no es de extrañar que sus niveles hayan caído en un escenario con restricciones de movilidad por el virus, lo que muestra la conexión entre la producción de este gas y las emisiones contaminantes. Lo que los conservacionistas no esperaban es que una vez que se levantaran las medidas de contención de COVID, el ozono se reduciría aún más.

Ha seguido habiendo niveles por encima del umbral en el que hay que informar a los ciudadanos, pero se han mantenido en el cincuenta, y solo se ha elevado por encima del límite de alerta en Tarragona. Es la cifra más baja desde que existen registros sistemáticos de este contaminante, a principios de la década del 414, indica el informe ecologista. Los territorios más afectados se distribuyen en la Comunidad de Madrid, el interior de Cataluña y la Comunidad Valenciana, la ciudad de Cáceres y el polígono industrial de Puente Nuevo, al norte de Córdoba. El ozono tiene otra peculiaridad. No es un gas estático. Ocurre en las zonas donde se emiten las sustancias que lo originan, pero luego se desplaza y afecta zonas suburbanas y rurales con más virulencia a favor del viento de las grandes aglomeraciones urbanas.

Ecologistas en Acción advierte que a la fecha son muy pocos los territorios que cuentan con protocolos de actuación contra estos picos de ozono, y solo el Ayuntamiento de Valladolid “contempla y aplica medidas de limitación de tráfico” en esos momentos. Hasta 11 comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Valencia, Madrid, Murcia, Navarra y País Vasco), según el informe, aún no elaboran planes de mejora de la calidad del aire , a pesar de ser obligatorio. El Ministerio para la Transición Ecológica tampoco ha elaborado el Plan Nacional de Ozono Troposférico, en el que se esconden muchos gobiernos regionales para acometer las reformas que tienen pendientes, advierten conservacionistas.

Solo hay una forma de frenar el contaminante: reducir el tráfico, mejorar el transporte ferroviario y el ahorro y la eficiencia energética, entre otras medidas, dice la ONG. Además, es necesario ampliar la información científica disponible sobre la dinámica de los gases, aunque esta circunstancia “no puede servir de coartada política para no actuar”.

Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Gorjeo o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News

Continue Reading

© 2021