Press "Enter" to skip to content

El director general de Bellas Artes dimite tras tan solo un año en el cargo – BCFocus

Dolores Jiménez-Blanco, directora general de Bellas Artes y responsable de conservación del patrimonio nacional, ha dimitido este martes, según Eldiario.es y confirmado a este diario por el Ministerio de Cultura, que explica que su marcha se debe a su deseo de volver a la universidad. Jiménez-Blanco (Granada, 61 años), historiador del arte de profesión, asumió el cargo a propuesta del anterior ministro, José Manuel Rodríguez Uribes. Fuentes de cultura han confirmado que la experta dejará su cargo a fines de este año y niegan que su salida se deba a discrepancias con el liderazgo del ministerio. El director general de Bellas Artes no ha respondido a las llamadas de este diario.

Jiménez-Blanco ha sido la segunda mujer en 100 años al frente de la Dirección General de Bellas Artes (la primera fue Ángeles Albert en 2009 con la ministra González-Sinde) y ha dedicado gran parte de su mandato a buscar alianzas y recursos para rescatar mortalmente a un sector. heridos por la pandemia. Dependiendo de esta cartera son los 16 museos estatales y otros 60 de gestión transferida.

Según información publicada en eldiario.es, la presión de las comunidades autónomas para volver a los lugares donde hace un siglo se encontraron piezas emblemáticas de la arqueología española, como la Dama de Elche, la de Baza (joyas de la escultura ibérica) o la Los toros de Costix (cuernos talayóticos en bronce), actualmente en el Museo Arqueológico Nacional, podrían haber sido una de las causas de su renuncia, que el Ministerio de Cultura ha desmentido categóricamente a este diario.

El pasado sábado, EL PAÍS publicó una entrevista al director del Arqueológico, Andrés Carretero, en la que se oponía rotundamente a la devolución de las piezas a sus comunidades autónomas tal y como impulsa la Ley de Patrimonio de 1985. El proyecto de reforma de esta norma aprobado por el equipo de Uribes fue rechazado por los gobiernos regionales, lo que ha provocado que Iceta lo esté revisando actualmente.

Carretero, uno de los arqueólogos nacionales más reconocidos, consideró en la entrevista con este diario que las devoluciones producen “una dispersión de las colecciones, una falta de atención por falta de presupuestos suficientes. En este país no se pueden tener 8. 000 museos, uno en cada municipio, en un estado digno. Ocho mil instituciones funcionando… Es inviable y muy contraproducente para la investigación arqueológica. , porque el patrimonio no acabó hace cien años, cuando apareció y llegó al museo arqueológico estatal la Dama de Elche o Baza. Hay bienes muy interesantes por descubrir que se pueden exhibir en museos regionales, provinciales o locales, en lugar de reclamar ”. Carretero también admitió que los Ministros de Cultura llegan al poder bajo presión de las comunidades, pero que cuando se les explica la situación “entienden”.

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News