Press "Enter" to skip to content

Disturbios violentos en Bélgica y los Países Bajos contra las restricciones pandémicas – BCFocus

Varios miles de personas han salido a las calles este domingo en Bruselas para protestar contra las medidas adoptadas para frenar la nueva ola de covid – 19, que está golpeando a varios países centroeuropeos este otoño, sumándose a la ola de protestas que vivieron este sábado en otras ciudades europeas como Viena o Rotterdam. Como ha sucedido en otras partes de Europa, especialmente en Holanda, donde anoche hubo una treintena de detenidos, la manifestación, a la que asistieron unas 35.000 personas, ha terminado con violencia.

La policía de Bruselas ha recurrido a cañones de agua -como se puede apreciar en imágenes difundidas en redes sociales- y gases lacrimógenos para dispersar la concentración y lo habría hecho, dice la agencia de noticias AFP, luego de que algunos asistentes les arrojaran objetos. El intento de algunos manifestantes de abandonar la ruta autorizada por el Ayuntamiento de Bruselas también ha provocado altercados. La marcha comenzó alrededor de 13. 000 y se dispersó antes de 18. 000.

En principio, se había apelado contra las medidas que ha adoptado el Gobierno belga en las últimas semanas, especialmente contra el pasaporte covid, que desde el pasado mes de octubre debe utilizarse para entrar en todos los lugares públicos (restaurantes, cafeterías, edificios de la Administración, empresas…) . Sin embargo, también ha planeado en la sombra de la vacunación obligatoria. De hecho, se puede leer un letrero que dice “ Sin vacunación obligatoria

Al final de la llamada, la policía de Bruselas advirtió que comenzarían a arrestar a quienes habían causado los disturbios, que han incluido la quema de contenedores y el lanzamiento de objetos contundentes. La incidencia en Bélgica ha aumentado mucho en las últimas semanas a pesar de que un 88% de los mayores de 18 años están vacunados con al menos una dosis. Según las últimas cifras oficiales, la incidencia de positivos detectados ha alcanzado los 1.300 por cada 100.000 habitantes. Con estos números, el primer ministro belga Alexander de Croo ha defendido la eficacia de la vacuna covid19 afirmando: “Si no fuera porque tenemos un 90% de adultos vacunados, estaríamos confinados durante varias semanas. “

La Organización Mundial de la Salud volvió a manifestar su gran preocupación este sábado por el aumento de casos de covid, 35 en Europa. El director regional de la organización, Hans Kluge, advirtió en la BBC que es posible que medio millón de personas mueran de aquí a marzo de 2022 si no hay medidas urgentes, como la obligatoriedad de las máscaras, algo que aún está en proceso. fuerza en interiores en España, pero ya ha sido eliminado en muchos países vecinos.

El sábado decenas de miles de personas salieron a las calles de Viena (Austria), Zagreb (Croacia), Copenhague (Dinamarca) y Rotterdam (Países Bajos) para protestar contra las medidas impuestas por los gobiernos ante la ola de covid que está pasando. por Europa. En la capital austriaca se manifestaron por el encierro decretado por el Gobierno a partir del lunes antes del impacto de la cuarta ola y el anuncio de que se está preparando una ley que hará obligatoria la vacunación contra el covid -el 19 de febrero próximo-. Mil daneses protestaron contra la reinstalación del certificado de covid para ir a lugares de ocio. Y, en la ciudad holandesa, la protesta se convirtió en un estallido de violencia inusual en la madrugada del sábado. Al menos siete personas resultaron heridas -entre policías, manifestantes y un periodista que cubría los hechos y fue agredido por este último- y hubo cincuenta detenciones. La incidencia en 13 días por 100.000 habitantes de Austria superan los 2. 000 casos y la de Holanda y Croacia, los 1.500 y Dinamarca, los 900; España está en el 111.

Violencia en siete ciudades holandesas

Al menos seis ciudades, repartidas en varias provincias, han experimentado otra madrugada de violencia este domingo en los Países Bajos. La policía detuvo a 19 personas en La Haya después de que un grupo de jóvenes prendiera fuego a un contenedor de basura y arrojara adoquines y petardos a los agentes. Uno de los reunidos arrojó una piedra a una ambulancia que trasladaba a un paciente al hospital, y cinco uniformados terminaron con moretones y problemas de oído. Se grabaron escenas similares en otras cuatro ciudades, incluida Roermond (ubicada al sur) donde había una docena de detenidos. La mayoría de los manifestantes portaban fuegos artificiales pesados ​​que pueden causar lesiones graves. Además de las fuerzas antidisturbios, se desplegaron unidades de caballos, automóviles y bicicletas, y se trajeron perros policía. No se admite al público a los partidos de fútbol para evitar el contagio del covid – 19, pero la afición logró ingresar a dos estadios interrumpir el juego.

Agentes de la policía frente a manifestantes en una calle de Róterdam en la noche del sábado.
Agentes de la policía frente a los manifestantes en una calle de Rotterdam el sábado por la noche. NOTICIAS VLN (EFE)

Jan Struijs, presidente de la Asociación de Policías, ha expresado públicamente su temor por lo sucedido en los mítines contra las restricciones de la pandemia. “Este es un problema a largo plazo. Temo meses de enfrentamientos con el gobierno y la policía, y esto retrasará otras investigaciones urgentes. Al final, la víctima son los propios ciudadanos ”, dijo a la radio pública holandesa.

Los disturbios comenzaron este viernes en Rotterdam, aunque el domingo reinaba la calma. Ferd Grapperhaus, ministro de Justicia, ha declarado que ya tiene una idea de quién está detrás de los disturbios en la ciudad portuaria. Dice que “hay manifestantes que arrojan objetos a la policía y grupos cercanos a los fanáticos del fútbol que tienden a tener vínculos con otras formas de crimen organizado”. Añadió que el rechazo a las medidas impuestas por el Gobierno para frenar el coronavirus se utilizó el viernes en Rotterdam, “como tapadera para ejercer la violencia. La policía es vista como una extensión del Ejecutivo y por eso es atacada ”. El viernes, los agentes realizaron varios disparos cuando fueron acorralados por un nutrido grupo de hombres violentos, y tres personas resultaron heridas por bala. Es la primera vez que esto sucede en una década y ya se ha abierto una investigación. Originalmente, la manifestación fue contra la posible imposición de un pase de covid válido solo para los vacunados y los que han tenido la enfermedad. La policía estimó que habría un centenar de personas, pero más de 1.000, según Fred Westerbeke, el jefe de policía de Rotterdam. Las tropas permanecieron alerta en todo el país durante toda la noche.

Austria, antes del cuarto encierro

En Austria, que este lunes entra en el cuarto encierro por la pandemia por la gravedad de la ola de contagios, el ministro del Interior, Karl Nehammer, ha aprovechado las horas previas para hacer balance de la masiva protesta del sábado contra esta medida y el anuncio de una ley que hará obligatoria la vacunación el próximo febrero. Nehammer ha afirmado que las manifestaciones que pasaron por Viena, la capital, con la extrema derecha como principal convocante, mostraron una imagen de “radicalización” impulsada por la presencia de conocidos neonazis y extremistas violentos que se enfrentaron con la policía en diversas ocasiones. . Eran minoría, dijo el ministro, pero con espíritu violento. Los manifestantes también incluyeron negadores del Holocausto con estrellas amarillas de David con la palabra “no vacunado”, amenazas contra el ministro de Salud, Wolfgang Mückstein, y el canciller, Alexander Schallenberg, quien también fue comparado con los campos de concentración de médicos nazis Josef Mengele. Todo esto es “inaceptable”, recalcó el titular de Gobernación, informa Sara Velert .

En la marcha, en la que abundaban los carteles contra la vacunación obligatoria y con acusaciones al Gobierno de pretender una “dictadura”, acudieron 40.000 personas, según policías, y 100.000, según el partido ultra FPÖ, que lidera toda la pandemia fomentando el movimiento de escépticos del coronavirus y la inmunización.

La policía presentó 400 denuncias, de las cuales 36 fueron condenados y 12 por el uso de símbolos nazis, que es un delito en Austria. Además, según medios austriacos, este domingo varios miles de personas se han manifestado pacíficamente en Linz, capital de Alta Austria, contra las restricciones del covid-19 y la vacunación obligatoria convocada por el partido Pueblo, Libertad y Derechos Fundamentales (MFG), que aglutina el movimiento escéptico con la inmunización en esa parte del país y en septiembre pasado logró ingresar al Parlamento regional con el 6.2% de los votos. Alta Austria es la región con más infecciones y la tasa de vacunación más baja, con un 61,2% frente al 65,9% del país.

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News