Connect with us

Presione Soltar

Buscan a los 34 niños a quienes el Gobierno consultará en materia de infancia – BCFocus

Published

on

Una veintena de niños se reúnen un miércoles por la tarde en Fuenlabrada. Preparan el pleno anual, que celebran este viernes con el alcalde. Forman parte de un órgano consultivo del Ayuntamiento. Cuando se les pregunta si se sienten escuchados, dicen con orgullo que su mayor logro es que en la localidad madrileña hay un Parque de patinaje gracias a una propuesta de ellos. Con ellos se trabajan los planes de infancia del municipio. “Tengo compañeros que dicen que les gustaría hacer algo, pero no pueden. Aquí tengo la sensación de que puedo hacer algo ”, resume Lucía, de 13 años, que es concejal desde los seis. Como éste, hay más de 400 en España. Ahora, por primera vez, España contará con un consejo estatal para la participación infantil. Ha habido 227 candidatos de todas las autonomías. El proceso de selección está en marcha: los 34 niños y niñas que darán voz a los niños ante las instituciones. El Gobierno los tendrá en cuenta ante las leyes que les afecten, y podrán acercarse a los órganos de la Administración para lanzar sus propuestas y recomendaciones.

Las organizaciones de niños lo vienen pidiendo desde hace años y era un mandato de la ley de protección a los menores contra la violencia, aprobada el pasado mes de mayo. El Comité de los Derechos del Niño de la ONU también recomendó que España promoviera su participación en los procesos legislativos. A finales de septiembre se publicó la orden de creación del consejo. Niños y niñas desde los ocho hasta el 12 de noviembre. El Observatorio de la Infancia, organismo dependiente de la Consejería de Derechos Sociales que agrupa a la dirección general de infancia, comunidades autónomas y organizaciones de defensa de los derechos de la infancia, ya tiene las candidaturas sobre la mesa. Un equipo representativo del observatorio debe elegir ahora a sus miembros. Está previsto que entre en funcionamiento en diciembre.

UNICEF y la Plataforma de la Infancia, que a su vez agrupa a 74 organizaciones, serán parte del proceso. “Habrá al menos siete miembros que provengan de consejos regionales o locales, otros siete de entidades o asociaciones sociales, y otros siete de colectivos vulnerables a la discriminación, como LGTBI, por ejemplo”, explica Ricardo Ibarra, director de la plataforma. Silvia Casanovas, especialista en participación infantil y adolescente de Unicef ​​España, añade que habrá paridad entre niñas y niños por grupos de edad. Las solicitudes deben ser autorizadas por sus padres o tutores y deben ir acompañadas de una carta de presentación. “Para mí algo muy importante es que requiere un aval grupal, deben explicar por qué están postulando, cómo trabajan con su grupo y cómo van a defender sus intereses”, continúa Casanovas.

Dos adultos designados por Derechos Sociales actuarán como facilitadores. La directora general de Derechos del Niño, Violeta Assiego, explica que contarán con “el apoyo de entidades especializadas en la participación infantil y en cómo acompañar a los niños para respetar su autonomía y capacidad de toma de decisiones”. Se publicó un contrato menor para que las organizaciones puedan asistir y se resolverá “en las próximas semanas”.

En Fuenlabrada, esta tarea recae en Tamara Cordero y Cristina Mora, ambas del equipo de infancia del Ayuntamiento. El consejo se formó en 2004 y ahora mismo hay 23 consejeros, niños de ocho a 13 años y 12 expertos, que tienen de 14 a 17 y se llaman así porque antes eran consejeros. Los primeros se reúnen todos los viernes, los segundos una vez al mes. La reunión siempre comienza con la misma dinámica. ¿Cómo has pasado la semana? Esto ha sido mas bueno “Normas tirando mal “. A juzgar por sus respuestas, Fuenlabrada estaba en los exámenes.

“Hay que adaptar las metodologías a su edad. Suele haber una dinámica de arranque. Con los más pequeños puede ser a través del dibujo, con los mayores, el debate ”, continúa Casanovas, de Unicef. En Fuenlabrada, los chicos y los facilitadores, sentados en círculo, recuerdan las iniciativas que han propuesto en sesiones anteriores. Preocupados porque se desconocen los derechos de los niños, han propuesto una iniciativa que durará todo el año: “Los niños se llevan la ciudad”. Habrá una exposición itinerante, piden más información contra el acoso escolar en las escuelas. “Es cuando, por ejemplo, una niña en un colegio usa pantalón en lugar de falda y cree que es un niño y se burlan de ella porque lleva pantalón”, explica Sharlotte, de 11 años. “Qué tontería”, responde Radwa Ouirraoui indignado, que está “a punto de cumplir nueve años”.

Un momento de la reunión del consejo de participación infantil de Fuenlabrada.
Momento de la reunión del consejo de participación infantil de Fuenlabrada. Kike para

Ninguno de ellos ha sido presentado al consejo estatal, forman parte de una red que agrupa a varios municipios y se decidió, por sorteo, que postularían desde otro ayuntamiento. Pero las ganas no faltaron. Son niños muy participativos, dicen los facilitadores. Allí van a trabajar y se divierten.

28.000 participantes

UNICEF cuenta con 427 estructuras de participación infantil y adolescente a nivel local en España -en las que más de 28. 000 menores-, de las cuales 342 pertenecen a Ciudades Amigas de la Infancia, programa de esta organización. Comunidades como Cataluña, Comunidad Valenciana y Asturias tienen consejos regionales y hay otras autonomías, como Galicia, que promueven fórmulas propias. Ricardo Ibarra, de la Plataforma de Infancia, señala que “en España faltan estructuras estables de participación a nivel estatal, hay iniciativas puntuales, como la asistencia anual de niños y niñas a la comisión de la infancia en el Congreso, pero aún queda mucho por hacer. lograr. “

“La Comisión Europea ha demostrado que hay multitud de espacios y formas de trabajar, hay una decena de países con estructuras específicas. Dinamarca, Alemania o Escocia, por ejemplo, tienen mecanismos para consultar a los niños sobre las políticas que les afectan ”, añade Ibarra. Desde la constitución del Consejo de Estado, en España los niños darán su punto de vista sobre leyes, planes o estrategias de infancia y podrán enviar sus propuestas a los organismos gubernamentales. “El desafío es que estas estructuras tengan la capacidad de ser escuchadas y de impactar, que no sean simbólicas”, continúa. El director general de Derechos del Niño destaca que contar con su participación “es un valor” y explica que no es un órgano asesor del Gobierno: “Seguro que nos hacen [propuestas] la dirección general de la infancia, pero también pueden hacerlo, si así lo deciden, a otros organismos como la Agencia de Protección de Datos, para intentar mejorar los mecanismos de denuncia en los casos de violencia que sufren cuando se comparte su información personal, o al Defensor del Pueblo, sobre cuestiones que les puedan afectar. “

Los niños suelen quejarse de que no se les escucha, que no se les toma en serio. “Todo parte de un problema de concepción del niño, como objeto de protección, como futuro adulto o persona en transición, pero no como ciudadano con derechos”, dice Ibarra. “Tienen derecho a ser escuchados. Esto también tiene numerosos beneficios. Un proceso de participación ciudadana mejora la política pública, y si los niños se sienten escuchados, tiene efectos a futuro, serán ciudadanos que votarán más, participarán más en la vida pública. “

A Adil, que tiene 11 años, le gustó la idea de que su palabra pueda cambiar Fuenlabrada. Radwa está de acuerdo. “Me gustó la idea de venir a tener reuniones, hacer nuevas amistades y proponer ideas que ayuden a mejorar la ciudad, a convertirla en el lugar que hemos soñado”. Quién sabe, tal vez en unos años formen parte del consejo de participación estatal.

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News

Continue Reading

© 2021