Connect with us

Presione Soltar

‘Blake y Mortimer’, el visionario cómic que inventó la novela gráfica moderna – BCFocus

Published

on

El belga Edgar P. Jacobs, que llegó a los 82 años, fue muchas cosas en su vida, pero los estragos de la Gran Depresión, la posterior ocupación nazi de su país y el flagelo de la posguerra del continente lo hicieron, casi por necesidad , uno de los creadores de cómics más importantes de Europa; un arte que sin embargo siempre consideró menor. Eso sí, mucho más pequeño que la ópera, a la que se dedicó en su juventud con cierto éxito, y que siguió escuchando mientras daba forma, mucho después de los 40, a los discos de Blake y Mortimer. Esta saga de cómics, venerada por miles de personas, traducida a 14 idiomas y de la que se han vendido cerca de 20 millones de copias, acaba de cumplir 75 años. Una cuidada exposición en el Museo del Cómic de Bruselas, epicentro comiquero del continente, recuerda la génesis de sus héroes británicos, el científico Philip Mortimer y el capitán del servicio de contrainteligencia Francis Blake. Nacieron en septiembre de 1941, niños de la posguerra, para el primer número de la mítica revista Tintín .

La exposición, ubicada en el segundo piso de un edificio de Victor Horta, sigue el proceso creativo de El Secreto del Espadón , la primera aventura de Blake y Mortimer. La obra es considerada por algunos teóricos como una precursora de la novela gráfica moderna y así lo afirman los paneles: aunque fue publicada en entregas entre 1946 y 1949, su autor concibió sus 144 láminas como una historia cerrada y fueron reunidas en un volumen único en 1964, más de una década antes La balada del mar salado , el inicio de Corto Maltés, una de las obras que buena parte de la crítica asume como base de la novela gráfica actual.

Bocetos, dibujos y objetos expuestos en la exposición sobre 'Blake y Mortimer' en Bruselas.
Bocetos, dibujos y objetos expuestos en la exposición sobre ‘Blake y Mortimer’ en Bruselas. DANIEL FOUSS (CBBD)

En la exposición se camina entre bocetos y fotografías del autor; se pueden ver sus gruesos vasos de plástico, la correspondencia de su exhaustiva documentación; utensilios de dibujo, su pipa y un extravagante baúl de disfraces. El sentido del humor de Jacobs es claro desde el principio, cuando explica que el malvado Orlik, antagonista de Blake y Mortimer, le puso su propia cara.

El recorrido es también un viaje a la personalidad magnética de Jacobs, quien, entre las muchas cosas que hizo en su vida, se siente honrado de haber inspirado el carácter tempestuoso del capitán Haddock, el compañero de fatiga de Tintín. Hergé, su creador y el gran dibujante belga de todos los tiempos, era tres años más joven que Jacobs, pero se levantó mucho antes, y fue una de las personas clave en su vida: su amigo, en parte su mentor y al mismo tiempo la persona que cortó sus alas para evitar que Blake y Mortimer eclipsaran al periodista juvenil: Hergé no permitió que Jacobs publicara sus álbumes en la misma editorial que él, Casterman.

Una persona leyendo un cómic de Edgar Pierre Jacobs en 1992.
Una persona que lee un cómic de Edgar Pierre Jacobs en 1992. – (AFP)

La forma en que Jacobs llegó al cómic refleja en gran medida la historia del siglo XX. Nacido en 1904, su padre lo llevó de niño a la ópera y quedó marcado para siempre. Logró abrirse un hueco en la escena en los felices años veinte, algo que compagina como dibujante de catálogos de galerías comerciales de Bruselas; En los años treinta fue contratado como barítono en la Ópera de Lille (Francia), pero muy pronto se vio obligado a regresar a su país, cuando la miseria que siguió al crac del 29 prioriza la contratación de nacionales franceses. En Bruselas ya no hay buenos tiempos para el lirismo, estalla la guerra y Bélgica cae ante Hitler en un suspiro.

Bajo la ocupación nazi hubo que buscar la vida y la logra a través del dibujo: un amigo de la infancia lo contrata como ilustrador para la revista de dibujos animados en la que publicaron los cómics de Flash Gordon. Cuando la guerra impide que lleguen las planchas del héroe estadounidense, Jacobs recibe el encargo de continuar la serie por su cuenta. Y cuando Estados Unidos finalmente entra en conflicto y los nazis censuran definitivamente al falso Flash Gordon, le encargan que imagine su primera historia propia: así es como Rayo U nace, una aventura de ciencia ficción en la que Jacobs muestra su talento.

En ese momento, los cómics de Tintín han comenzado a quedarse viejos: están en blanco y negro. Entonces Hergé, que conoció a Jacobs en 1941 durante una representación teatral, lo contrata para dar color a sus creaciones; En esa época también nació el Capitán Haddock, a quien Hergé conferirá varios atributos de su nuevo amigo.

Vista de la exposición.
Vista de la exposición. Daniel Fouss (CBBD)

Ambos trabajan juntos e incluso propondrán ideas para cómics firmados por cuatro manos. Y, cuando en 1946 la revista Tintín , de publicación semanal, Jacobs crea para ella los personajes y el universo por el que pasaría a la historia: Blake y Mortimer, dos amigos británicos que se enfrentan a las oscuras fuerzas asiáticas, pseudofascistas y militaristas, provocando una tercera guerra mundial.

“¡Somos los dueños del mundo!”, Exclaman las huestes del Imperio Amarillo mientras las capitales arden bajo el fuego de las bombas en El secreto de la gran espada . Contra la destrucción, Blake y Mortimer no tienen mucho que hacer. Pero sí tienen algo capaz de darle la vuelta a la situación: los planos del Espadon, una especie de avión submarino capaz de atacar al enemigo sin prácticamente ser detectado.

Daniel Couvreur, co-comisario de la exposición y crítico cómico de La noche , se enamoró de sus protagonistas cuando era niño. “Son dos individuos como tú y yo, dos adultos sin poderes especiales. Uno es un simple capitán, el otro un simple maestro. Y deciden poner su coraje e inteligencia al servicio del progreso de la humanidad en un momento muy difícil ”, dice Couvreur en el restaurante Art Deco del Museo del Cómic.

En esta lucha colectiva, añade, reside la actualidad del trabajo. “Si queremos resistir a las fuerzas oscurantistas, cada uno tiene que aportar su granito de arena, sea cual sea su filiación o lugar de residencia o cultura. Debemos unirnos. Tenemos que cooperar porque, de lo contrario, triunfarán las fuerzas oscurantistas, con brutalidad militar y el mando único. Este es un elemento muy moderno. “

Hoy, 75 años después de su nacimiento, las historias originales de Blake y Mortimer, creadas por varios autores después de la muerte de Jacobs, continúan siendo editadas en 1987. Las próximas 20 serán lanzadas a la venta. La última espada , un nuevo álbum con guión de Jean Van Hamme, uno de los grandes maestros vivos del cómic belga. La exposición, que estará abierta hasta abril de 2022, también se reserva un espacio de honor.

“Descargo de responsabilidad: si necesita actualizar o editar este artículo, visite nuestro centro de ayuda. Para obtener las últimas actualizaciones, síganos en Google News”

Google News

Continue Reading

© 2021